Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool, dijo que no se estuvo frotando las manos viendo el partido del Manchester United contra el Atalanta y que espera un duro rival en Old Trafford.

Los ‘Diablos Rojos’ tuvieron que remontar en los últimos momentos un 0-2 en contra al Atalanta para no quedarse en peligro en la Champions League y este domingo reciben al Liverpool en casa.

“Estuve viendo el partido y no hubo ningún momento en el que estuviera frotándose las manos. No había razones para eso”, dijo Klopp en rueda de prensa.

“El Atalanta le hizo daño al United en la primera parte, pero incluso en esa mitad, el United tuvo oportunidades muy claras. La segunda parte fue una clara muestra del United yendo a por todas y que ahí son muy peligrosos. Estoy preparando a mi equipo para un partido muy duro contra un gran oponente”, dijo Klopp.