AJ Styles pudo retener el Campeonato Intercontinental de WWE ante un motivado Matt Riddle, quien hizo su pelea, pero no pudo doblegar al monarca actual. 

Para AJ, la exigencia estuvo a la altura de la circunstancia, con un entregado Matt que siempre buscó el objetivo, a cualquier precio.

Pero la experiencia se pudo imponer y Styles sacó el roll-up definitivo para llegar a la cuenta ganadora… al final, miradas fijas en el centro del escenario y un apretón de manos, que poco duró por la agresión de King Corbin por la espalda de Riddle. 

TE PUEDE INTERESAR: Vencen Cesaro y Nakamura: ¡Habrá Lucha de Mesas en Extreme Rules!