Kevin Owens, ex campeón intercontinental  de WWE, se llevó la pelea principal del Main Event ante Jack Swagger gracias a un piquete de ojo.

KO estuvo a punto de sucumbir ante un candado patriota de Swagger, sin embargo utilizó su fortaleza para llegar a las cuerdas y romper el castigo.

Instantes después, mientras el réferi no prestaba atención, Kevin Owens le dio un piquete de ojos a Jack Swagger y luego lo llevó a la lona con un bombazo para llegar a al cuenta de tres.

Luego de sellar su triunfo, KO fue directamente a la mesa de transmisión para despojar de sus audífonos a Richard Brennan y encararlo; acusándolo de que no hacía un buen trabajo.