Kevin De Bruyne sufre una fractura de nariz y de la órbita izquierda tras su violento choque con el defensa del Chelsea Antonio Rudiger este sábado mientras disputaban la final de la UEFA Champions League, según explicó el propio jugador en Twitter.

En un mensaje en redes sociales, De Bruyne explicó que le han diagnosticado una fractura aguda en la nariz y otra en la órbita izquierda tras el golpe con Rudiger que le dejó aturdido en el suelo durante varios minutos y finalmente le obligó a retirarse de la final con su equipo 0-1 abajo en el marcador.

“Ahora me encuentro bien. Obviamente, aún decepcionado por lo de ayer, pero volveremos”, señaló el belga tras la derrota de su equipo en la final del torneo continental que se disputó en Oporto.

KEVIN DE BRUYNE, POR SU RECUPERACIÓN

El jugador, que debió incluso abandonar las gradas antes del final del encuentro para recibir tratamiento, es una de las estrellas de la convocatoria de Roberto Martínez para la Eurocopa que comienza en menos de dos semanas, pero aun no está claro cuáles serán las consecuencias de esta lesión para su participación en la competición.

En declaraciones recogidas por el diario Het Laaste Nieuws, el médico deportivo Chris Goossens considera inevitable que el centrocampista tenga que usar una máscara protectora y, aunque advirtió de la dificultad que puede conllevar la fractura en la cuenca del ojo además de la de los huesos de la nariz, se mostró confiado en que pueda volver a jugar en dos semanas.

Los Diablos Rojos debutarán en la Eurocopa el sábado 12 de junio ante Rusia y ya estaba previsto que De Bruyne se incorporase al grupo el lunes 7 de junio, más tarde que el resto, para descansar tras la final de la UEFA Champions League. 

TE PUEDE INTERESAR: Guardiola: “Es un sueño para nosotros estar aquí aunque no ganemos”