Karim Benzema se mostró emocionado por la ovación que le dedicó el Groupama Stadium en su regreso a Lyon, en un partido en el que contribuyó con una brillante actuación a la victoria de Francia ante Finlandia en partido clasificatorio para el Mundial de Catar.

El delantero afirmó en declaraciones a TF1 que vivió una velada “magnífica”, en lo que supuso su primer partido en su ciudad natal desde que doce años atrás fichara por el Real Madrid. 

“Ya me lo esperaba (la ovación) porque Lyon y yo tenemos una historia de amor. Estoy contento y orgulloso. Tengo que agradecer a los aficionados por haber venido en masa”, afirmó el jugador que tras el partido recibió los aplausos en pie del público francés.

“Ha sido una de mis noches más bonitas. Además la victoria era importante para nosotros”, prosiguió el delantero.