La lesión de Karim Benzema, ausente en el último entrenamiento del Real
Madrid por unas molestias en el aductor izquierdo que provocan su baja
ante el Real Valladolid, aumenta a nueve las bajas que sufre Zinedine
Zidane para visitar Pucela con tan solo once jugadores de campo
disponibles.

La preparación del encuentro ante el Real Valladolid
no pudo tener un peor cierre para el Real Madrid, que pierde a su gran
referente ofensivo y el futbolista que asume el peso goleador. Benzema
se dañó en la sesión del jueves y no se ejercitó.

El delantero
francés sufre un problema muscular en su aductor izquierdo, según
informan a EFE fuentes del club, y el sábado se conocerá el alcance
exacto de la lesión tras una resonancia magnética a la que será
sometido.

Pese a que Zidane confiaba que durante la semana
pudiesen regresar a la dinámica de grupo el uruguayo Fede Valverde, el
belga Eden Hazard o el brasileño Rodrygo, ninguno de los tres dio
finalmente el último paso de su plan de recuperación.

Este viernes
intercalaron el trabajo de campo con el gimnasio, igual que hicieron
Álvaro Odriozola y el brasileño Militao, que mejoran de sus lesiones
musculares.

Para más tiempo tendrán Dani Carvajal, Sergio Ramos y
el brasileño Marcelo, que siguen en la enfermería para completar las
nueves ausencias que sufre Zidane que preparó el partido de Valladolid
con los pocos futbolistas de los que dispone.

Fue un cierre de semana
suave, ante la situación que sufre el técnico, y la corta sesión se
inició con rondos, siguió con series de velocidad y acabó con un partido
en un campo de reducidas dimensiones más series de remate.