Con dos veces a la lona, Junior Castillo le daba la razón al buen golpe de Justin Deloach, a las tarjetas y al público.

Quien mostró todo el tiempo mayor boxeo físico fue el norteamericano sobre el de República Dominicana. Con Técnicas de puño lento y grandes derechazos, acribilló a su contrincante.

Fue el rey de los combates desde el primero hasta el octavo y con decisión unánime, en local de 22 años se llevó la victoria en la pelea estelar de la noche sobre el de 30 años con enorme velocidad y veneno puro.