Una corte italiana sostuvo la sentencia de nueve años de prisión para Robinho, tras un incidente en enero del 2013 en Milán tras el cual fue acusado de abuso sexual, según UOL.

El jugador brasileño, que actualmente no cuenta con equipo, fue condenado por el supuesto crimen en el 2017 e inmediatamente buscó apelar la decisión. En ese entonces, las autoridades italianas le impusieron la sentencia original de nueve años.

El portal brasileño indica que un juez italiano decidió no admitir como posible evidencia fotos de la víctima en la que se le ve tomando alcohol, así descalificando su recuento de los hechos.

La noticia llega dos meses después de que el Santos de Brasil rescindiera el contrato del exjugador del Real Madrid y Manchester City, entre otros, tras constante presión pública al estar involucrado en el caso de supuesto abuso sexual.

"Cárcel inmediatamente, no tengo más que decir. Aún cabe recurso, pero la filtración de los audios… ¿Qué más quieren? Cárcel. Ningún violador puede ser aplaudido", declaró en octubre Damares Alves, Ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos de Brasil.

Robinho ha declarado en múltiples ocasiones que no es culpable.

"No tuve relación sexual con ella. Tuvimos relación entre hombre y mujer, relaciones que hombre tiene con la mujer, pero no llegó a haber ninguna relación sexual, ninguna penetración, nada de eso", dijo al mismo portal en octubre.