Liverpool derrotó de manera dramática al Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano con decisiones polémicas del colegiado.

“Fue un partido muy duro, las formas de cómo lo ganamos honestamente no me importan. Juegos así son los que cuentan más”, confesó Jurgën Klopp.

“La situación fue clara, yo quería darle la mano y él no; su reacción no fue buena, pero la mía tampoco, somos tipos temperamentales”, refiriéndose a lo que sucedió con el ‘Cholo’. 

“La siguiente vez que nos veamos, definitivamente nos daremos la mano, realmente no pasó nada; él estaba muy molesto, no conmigo, con el juego y no pasa nada”, concluyó el estratega alemán.

Por su parte, Diego Simeone señaló que la decisión del árbitro del penal en contra fue la correcta, “el penal es penal”. 

Sobre la jugada polémica de anular el penal a favor señaló: “No lo vi todavía, lo toca muy levemente, si no lo cobraron evidentemente no lo fue”, señaló el técnico argentino.

“Con los árbitros tengo siempre la misma idea, se pueden equivocar como no equivocamos nosotros, nosotros hicimos un gran partido, perdiendo 2-0 pensábamos que nos podían hacer 5 ó 6 goles, estuvimos cerca del 3-2, se nos escapó por poco, competimos bien, a seguir mejorando”, concluyó el ‘Cholo’.