Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool, aseguró que odia los parones por selecciones y que estos no ayudan tampoco desde el punto de vista de las lesiones.

El entrenador alemán criticó la ventana de selecciones en la que normalmente pierde a muchos jugadores importantes y después de que en esta hayan regresado ‘tocados’ Andy Robertson y Fabinho.

Odio los parones por selecciones“, dijo Klopp sin morderse la lengua.

Agregando que “no ayudan tampoco desde el punto de vista de las lesiones porque, mira, si hubiéramos jugado la semana siguiente tras perder contra el West Ham, no tres días después como con las selecciones, los futbolistas hubieran tenido al menos dos días libres“.

“Durante todo este tiempo han estado entrenando. Cada técnico tiene sus propios objetivos y muchas veces piensan que tienen que trabajar en el aspecto físico de los jugadores”, añadió.

“Así que no, no me gustan los parones”, reconoció Klopp.

EFE