Una nueva tragedia oscurece al mundo del fútbol.

Patrick Ekeng sufrió un paro cardíaco y cayó tendido en el medio del campo, mientras jugaban Dinamo de Bucarest y el Viitorul. Tenía apenas 26 años.