Con una decente apertura por parte de José Urquidy, los Astros lograron salir con vida del Minute Maid Park, y viajarán a Atlanta con la Serie Mundial igualada.

El mazatleco se convirtió en el primer lanzador nacido en México en obtener dos victorias en diferentes ‘Clásicos de Otoño’; quien tuvo una labor de cinco entradas, donde permitió seis hits, dos carreras y destacó con siete ponches.

El que empezó la fiesta fue José Siri, quien se lanzó de cabeza hacia el plato. Luego de anotar, flexionó los brazos y gritó con todas sus fuerzas.

Bienvenido a la Serie Mundial, novato.

El dominicano, que ha pasado la mayor parte de su carrera en las menores, representó la chispa que encendió el desempeño de un equipo cuyas figuras principales tardaron un poco más en brillar. Los Astros de Houston doblegaron 7-2 a los Bravos de Atlanta.

El venezolano José Altuve disparó un doble en los albores del encuentro y un jonrón en las postrimerías, además de anotar dos carreras.

La velocidad y agresividad de Siri causaron estragos en las bases, lo que derivó en un racimo de cuatro carreras en la segunda entrada, para que los Astros cortaran una seguidilla de cinco tropiezos como locales en el Clásico de Otoño.

Houston no ganaba en casa un encuentro de la Serie Mundial desde el 29 de octubre de 2017. Fue el quinto juego, en el que se impuso por 13-12 sobre los Dodgers de Los Ángeles en 10 episodios.

Por los Bravos, el puertorriqueño Eddie Rosario de 4-0. El cubano Jorge Soler de 4-1.

Por los Astros, el venezolano José Altuve de 5-2 con dos anotadas y una empujada. Los cubanos Yordan Álvarez de 2-0 con una anotada, Yuli Gurriel de 4-1 con una anotada y una remolcada. Los puertorriqueños Carlos Correa de 4-1, Martín Maldonado de 4-1 con una anotada y una empujada. El dominicano José Siri de 4-1, con una anotada y una producida.

AP