Chivas volvió a México, procedente de Emiratos Árabes Unidos, donde los dirigidos por José Saturnino Cardozo culminaron un semestre de auténtico terror.

La molestoa por el  "papelón" hecho en el Mundial de Clubes era imposible de ocultar y el silencio guardado por futbolistas y directivos volvía aún más tenso el ambiente en el regreso del Rebaño a Guadalajara.

Solo Mariano Varela se dio tiempo de atender a los miembros de la prensa que acudieron para recibir al Rebaño y sin mucho margen para suavizar sus palabras, se limitó a manifestar sus sensaciones: “La verdad, vergüenza por haber hecho un papel tan malo. No se cumplieron los objetivos y por supuesto hay que dar la cara".

Sin embargo, el dirigente rojiblanco prefirió no quedarse estancado en el fracaso perpetrado en tierras árabes y decidió hablar del futuro, del Clausura 2019, en el que Guadalajara deberá trabajar duro para recobrar el prestigio mancillado en los últimos meses.

VER MÁS: ¿Cuándo egresará Chivas a un Mundial de Clubes?

"Hoy no tiene pretexto ‘Pepe’ (Cardozo), se ha reforzado el equipo y sabe que la presión está para todos, no es algo que desconozca", sentenció Varela, al hablar de los refuerzos que Chivas ha contratado de cara al diguiente torneo.

Hiram Mier, Alexis Vega, Dieter Villalpando son, hasta ahora, las nuevas caras en el plantel rojiblanco, que a su vez se desprende de Edwin Hernández, Orbelín Pineda, Carlos Salcido, Mario de Luna, Ángel Sepulveda y José Juan Macías.

Finalmente, el presidente deportivo del Guadalajara señaló la trascendencia de cambiar la mentalidad del equipo, de cara al próximo certamen, que iniciará para ellos el próximo 5 de enero, recibiendo en el Estadio Akron a los Xolos de Tijuana.

"Desde el día 26 (inicio de la pretemporada) debemos cambiar el chip, porque el siguiente torneo debe ser importante para todos”, concluyó.