Roma vivió una auténtica pesadilla en su visita al campo del Bodo, tras caer por un contundente 6-1 ante el conjunto noruego en la UEFA Conference League, en un encuentro en el que los del portugués Jose Mourinho fueron incapaces de contener al joven delantero Erik Botheim, autor de un doblete.

“Es mi culpa. Soy yo quien decide los que juegan. La alineación la hice con la mejor intención, tratando de dar oportunidades a la gente que juega menos y dar descanso a los habituales. Pero se ha visto que el Bodo tiene más calidad que los que han jugado hoy”.

Mourinho le pegó a su banca, a la que achacó la derrota, no sin antes asumir su responsabilidad.

Un contundente marcador que permitió al Bodo/Glint auparse a la primera plaza del grupo C, con un punto de ventaja sobre el Roma, que deberá mejorar mucho si quiere vencer al conjunto noruego en el encuentro que volverá a enfrentar a ambos equipos el próximo 4 de noviembre en el estadio olímpico de la capital italiana.

TE PUEDE INTERESAR: Laporta: “Necesitamos que los aficionados del Barcelona vayan al Camp Nou”