Las Chivas visitan al Santos Laguna en la jornada 17 del Clausura 2016, un rival que se le complica a los tapatíos.

Los rojiblancos tienen nueve juegos sin ganar en Torreón, con cuatro empates, cinco derrotas, con cinco goles anotados y once recibidos.

Pero eso no le da confianza a Jesús Molina, quien deja la estadística de lado y se enfoca en vencer a un Rebaño que llega en buen momento y el objetivo en llegar a tope a la Liguilla.