Javier Tebas, presidente de LaLiga, criticó durante una intervención en el World Football Summit la propuesta de realizar un Mundial de selecciones cada dos años y no cada cuatro.

“El Mundial cada dos años es una frivolidad. Queda mucho camino por recorrer para arreglar el mundo del fútbol antes que crear un Mundial cada dos años”, dijo en una charla que tuvo lugar en el estadio Wanda Metropolitano.

 

“Irrumpe en una competición con una participación muy minoritaria pero con capacidad de poder impulsar a muchos clubes del fútbol español a ese crecimiento y esas cuestiones que les faltan, que orgánicamente y con sus propios recursos era muy difícil que pudieran hacerlo en el corto espacio de tiempo”.

“Si bajamos en ingresos ellos cobran menos o no cobran y si subimos, ellos cobran más. Hay una asunción de riesgo. Desde el lado opositor han querido hablar de esta como una operación financiera y es una operación de capital junto a un socio industrial con experiencia en la industria del deporte”, declaró.

 

“Del dinero solo un 15% es para jugadores. El resto habrá un poco que ver en cada club las necesidades, ellos lo saben mejor que nadie. Hay que mejorar algunos estadios, digitalizar algunos estadios que todavía están flojos en ese tema. También pasa con los clubes, hay muchos clubes con una carencia importante en ese ámbito”.

“CVC no pone aquí el dinero para perderlo, cuanto mejor le vaya a ellos mejor nos irá a nosotros. En los próximos diez o quince años creceremos en cifra de negocio aproximadamente el 30% de lo que tenemos ahora. Hay que buscar socios estratégicos para crecer, no pasa nada”, expresó.

 

“El Real Madrid, desde hace siete años, lleva oponiéndose a temas aprobados en Laliga por amplísima mayoría. Llevan, junto al Barcelona, tres o cuatro años no estando de acuerdo con lo que estamos trabajando en LaLiga. Pero hay que trabajar para la mayoría”.

“UEFA debe dar mayor preponderancia a los clubes, pero no solo a los grandes. Hay que tener en cuenta la opinión de los medianos y los pequeños. Si solo hubiera opinión de los grandes, que es lo que la Superliga quiere, el fútbol estaría arruinado en cinco años”, manifestó.