Comienza la era de Javier Aguirre en el banquillo de Rayados, y fiel a su estilo, no huye a la responsabilidad que implica: "Qué mejor que regresar a México y a una gran institución como lo es Monterrey que me ofrecen a seguir creciendo", manifestó.

Agregando que "intentaré estar a la altura de sus exigencias, y trataré de regresarles con títulos ese cariño que nos van a dar y han dado a muchos entrenadores y jugadores. Haremos todo lo posible para que se sientan orgullosos de su equipo".

El 'Vasco' dio sus primeras palabras como técnico de 'La Pandilla', y reiteró el por qué volvió al país, además de cómo es su percepción del club después de 20 años.

"Me hacía falta ese cobijo o carnita asada con los amigos. Llego a una gran institución que no tiene nada que ver con la que dejé hace 20 años; hoy tiene títulos y una infraestructura impresionante".

Javier Aguirre es consciente que Rayados no es el mismo que hace dos décadas: "Rayados ha tenido un crecimiento de crucero, percibo un ambiente familiar y de un cariño con el que los jugadores sienten tras su paso en el club".

Aunado a eso, Aguirre se pone la vara alta, porque "aspiro a ganar todos los torneos en los que participemos. Aquí los jugadores tienen el ADN triunfador, por eso es uno de los cuatro equipos mejores (de la Liga MX)".

Agregando que "tenemos todo para ganar y no hay pretextos, no podemos relajarnos ni tirarnos en una zona de cónfort".

Para finalizar, el 'Vasco' se dijo sorprendido por la infraestructura del Monterrey, y desde su punto de vista, está a la altura de los mejores clubes a nivel internacional.

"Le he dado vuelta al mundo, y sin temor a equivocarme, Rayados tiene de lo mejor, de última generación; no le pide nada a muchas instalaciones de Europa".