Italia, vigente campeona de Europa, se reencontró con sus fantasmas y, tras perderse el Mundial 2018, volverá a jugarse su presencia en la repesca después de ser incapaz de superar a Irlanda del Norte en Belfast (0-0) y ver cómo Suiza cumplía con su parte goleando a Bulgaria (4-0).

Suiza e Inglaterra fueron las últimas selecciones en firmar su pase directo a Catar 2022. Se sumaron como representantes europeos a España, Croacia, Serbia, Alemania, Dinamarca, Francia y Bélgica. Abocadas al riesgo de una repesca con nuevo formato, quedan dos favoritas de grupo como la actual reina de Europa, Italia, y la Portugal de Cristiano Ronaldo.

La brillantez del juego de Italia para conquistar la Eurocopa el pasado verano ante Inglaterra en Wembley desapareció en una fase de clasificación en la que ha sido víctima de su falta de gol, con 16 puntos en un grupo con Irlanda del Norte, Bulgaria y Lituania además del rival directo, Suiza, que firmó una gesta con su clasificación directa en el primer logro de Murat Yakin como seleccionador.

No falló Suiza, que cumplió con su parte en una segunda parte arrolladora, alimentado su ímpetu con las noticias que llegaban del atasco de Italia en Belfast. Con un ejercicio de liderazgo de Xherdan Shaqiri, los goles se fueron sucediendo desde que Okafor (min.48) y Vargas (min.57) pusieron el acierto que faltó al dominio del primer acto. Hasta lamentaron dos tantos anulados antes de arrollar a Bulgaria y acabar firmando un 4-0, con goles de Itten y Freuler, que impulsaban a la Selección Italiana a una pesadilla.

Jugando con falso 9, sin brillantez ni fluidez en su juego, atenazada la selección dirigida por Roberto Mancini fue incapaz de hacer un gol en 13 remates, siete a puerta, a una selección sin opciones de nada como Irlanda del Norte (0-0). El Mundial del 58 en Suecia y el último celebrado, en Rusia, han sido las dos únicas ocasiones que los “azzurri” se han ausentado de una Copa del Mundo.

En el presente cae a una repesca que estrena formato y peligrosidad. Cabeza de serie en el primer cruce a un partido pero con el riesgo de cruzarse con Portugal en el definitivo. Las dos selecciones que protagonizan los sonoros batacazos de la fase de clasificación mundialista. También como posible rival Polonia, que perdió en su casa ante Hungría (1-2), condicionada con la goleada que daba el pase a Inglaterra y que le relegaba a la repesca; o Suecia, que ya fue la selección que dejó fuera a Italia del Mundial 2018 en la repesca.

A Inglaterra le servía puntuar en casa de la débil San Marino, pero se dio un auténtico festín y le endosó 10 tantos. Desde 1964, cuando se los hizo a Estados Unidos, no lograba un triunfo tan abultado. Con Harry Kane como referente con un ‘póker’ de goles.

Ver más: LEWIS HAMILTON, “EN OTRO PLANETA” EN EL GP DE SÃO PAULO