No cabe duda de que en todas partes del mundo existen aficionados ineptos e imprudentes y los ingleses no son la excepción. Durante el juego de semifinales frente a Dinamarca, disputado en Wembley, algunos fanáticos encendieron bengalas, silbaron durante el himno nacional de Dinamarca y durante el penal que definió el partido molestaron a Kasper Schmeichel con un láser.

“Se han abierto procedimientos disciplinarios sobre el duelo de semifinales entre Inglaterra y Dinamarca en el Estadio de Wembley. Los cargos en contra de la FA son:

– Uso de apuntador láser por aficionados
– Disturbios durante los himnos nacionales
– Uso de pirotecnia por aficionados

El caso será investigado por el área de control, ética y disciplina de la UEFA”, informó la máxima autoridad del futbol en Europa.

En la última edición de las Regulaciones Disciplinarias de UEFA se especifica que por encender fuegos artificiales se sanciona con 591 dólares por cada artefacto encendido. El apuntar con un láser es multado por 9 mil 470 dólares y el tema del himno nacional solo queda en advertencia.

Ya veremos si UEFA toma medidas más drásticas o lo deja conforme a sus lineamientos. Además, hay aficionados inconformes con temas como el arbitraje, entre otros, pues hay quienes consideran que Inglaterra está recibiendo cierta “ayuda”.

En primer lugar, después de que los clubes ingleses se bajaran de la polémica Superliga Europea, UEFA otorgó más partidos a Inglaterra de la Euro, entre ellos las semifinales y la gran final.

Además, algunos se molestaron por situaciones en los tiempos extra frente a Dinamarca, en las que el árbitro dejó correr más tiempo del agregado mientras Inglaterra buscaba concretar un gol y definitivamente lo que indignó a muchos fue el penal marcado a favor de Inglaterra que para algunos no lo fue.

Este domingo Italia se enfrentará Inglaterra en Wembley por el título de la Euro 2020. Cabe destacar que, así como en la semifinal de Inglaterra vs Dinamarca, el árbitro será otro neerlandés, en este caso Björn Kuipers.

Inglaterra disputará su primera final de Eurocopa. Tal y como lo dijo Kasper Schmeichel previo al juego frente a Inglaterra sobre la famosa frase “It is coming home”: ¿Alguna vez ha estado el trofeo en casa? Que yo sepa nunca la han ganado. Así que ya veremos si Inglaterra por fin logra obtener este título o Italia les amarga la fiesta en casa.