Una situación pocas veces vista se vivió en el combate entre Félix Díaz y Sammy Vázquez, en la velada de Premier Boxing Champions.

Tras 10 intensos rounds, los púgiles no pudieron llegar a una definición y todo llegó a las tarjetas y es aquí donde comenzó la confusión.

En un principio los jueces fallaron empate mayoritario, lo que provocó un fuerte abucheo del público, pero luego de un recálculo, se marcó como ganador al dominicano Díaz, por un descuido en las tarjetas, que no tenían el descuento de un punto a Vázquez por perder el protector bucal, en los asaltos finales.