Independiente del Valle obtuvo el último boleto a semifinales de la Copa Bridgestone Libertadores, al dejar en el camino a Pumas.

Tras quedar 2-1 en el Estadio Olímpico Universitario, el ganador se tuvo que definir hasta la tanda de penales.

El club ecuatoriano comenzó dominando el partido durante los primeros diez minutos; sin embargo, no lograron reflejarlo en el marcador.

Eso lo lamentarían cinco minutos después, cuando en tres minutos los Universitarios se pusieron adelante.

Al 15', Ismael Sosa abrió el marcador tras una descolgada, y tres minutos después repitió la dosis para que pareciera que los Felinos navegarían por aguas tranquilas.

El equipo ecuatoriano recibió dos golpes fuertes de los que tardaron en reponerse; empero, aguantaron el embate local.

Para la parte complementaria, Pumas tuvo más a su favor, y más cuando al minuto 55 se vieron con un hombre de más con la expulsión de Luis Ayala tras un pisotón sobre Ismael Sosa.

Cuando parecía que sólo era cuestión de tiempo para que los dirigidos por Guillermo Vázquez sentenciaran la serie, Independiente del Valle mostró la garra que los ha llevado hasta esta instancia de la Copa Bridgestone Libertadores y se multiplicaron a pesar de tener un hombre menos.

Al minuto 66, el equipo ecuatoriano igualó el marcador global, pero con polémico gol de por medio. Junior Sornoza sacó un centro, pero un jugador estaba en posición adelantada, situación que no vio el árbitro Víctor Carrillo para que se incrustara en el fondo del marco de Alejandro Palacios.

El tiempo transcurrió y los sudamericanos lograron salir avante para mandar el partido a los penales.

En esta tanda, el único que falló fue el que hasta ese entonces era el héroe de Pumas, Ismael Sosa, quien estrelló su esférico en Azcona.

Con este resultado, Independiente del Valle se clasificó a las semifinales, donde enfrentará a Boca Juniors.