El argentino Mauro Icardi anotó un penal y dio una asistenciaen su vuelta al campo con el Inter de Milán tras un mes y medio de ausencia y propició el 4-0 de los milaneses en el campo del Genoa.

Tras perder la capitanía del Inter y entrar en una guerra fría con el club y el técnico Luciano Spalletti, Icardi volvió este miércoles a vestir la camiseta "nerazzurra" y se reencontró con un gol liguero que le faltaba desde hace 108 días.

El delantero rosarino volvió a competir en un ambiente hostil, con la afición interista que acudió al estadio Marassi de Génova que le increpó durante el calentamiento, pero eso no le impidió acabar el encuentro con una buena prestación.

Con ventaja 1-0 en el marcador, determinada por un tanto de Roberto Gagliardini en el 13, Icardi consiguió y transformó la pena máxima del 2-0. Marcó con seguridad y celebró la diana, abrazado por el resto de sus compañeros.

El rosarino también dio al croata Ivan Perisic la asistencia para el 3-0 (m.54), antes de que de nuevo Gagliardini sentenciara el choque con el definitivo 4-0 (m.81). Un minuto antes, Spalletti sustituyó a Icardi, quien abandonó el campo estrechando la mano de su entrenador.

Fueron tres puntos de gran importancia para el conjunto interista, que venía de una dura derrota contra el Lazio y que reforzó este miércoles su tercera posición, con cuatro puntos de ventaja sobre el Milan, ralentizado el martes por el Udinese (1-1).