Bubba Wallace se convirtió en el segundo piloto de raza negra en ganar una carrera del máximo nivel de la Cup Series de la NASCAR cuando la lluvia suspendió la carrera de los playoffs en el circuito de Talladega Superspeedway.

Wallace sorteó un accidente y se puso al frente cinco vueltas antes de la segunda interrupción por lluvia de la carrera. La NASCAR trató de secar la pista durante casi 45 minutos, pero al atardecer y sin que la lluvia diera señales de cesar, se suspendió la carrera.

El piloto había estado esperando en lo alto de su puesto de boxes a que la NASCAR tomara una decisión y comenzó a celebrar con su equipo cuando la carrera fue suspendida. Wallace cumple su primera temporada con 23X1 Racing, un equipo que es propiedad de Denny Hamlin y Michael Jordan.

Es el primer piloto de raza negra en ganar en la máxima categoría de la NASCAR desde que Wendell Scott lo hizo en 1963, una carrera donde no fue declarado el ganador durante varios meses. La NASCAR dio a la familia de Scott el trofeo de esa carrera hace apenas dos meses.

Wallace comenzó a llorar luego de que regresó a su Toyota número 23. El número del vehículo fue elegido en honor al copropietario Jordan, quien portó el 23 en la NBA.

Ver más: FIFA BUSCA ELIMINAR EL REQUISITO DE VACUNACIÓN PARA ASISTIR A CATAR 2022