Tras el incidente entre Hirving Lozano y Luciano Spalletti el pasado domingo en el partido ante Torino, La Gazzetta dello Sport reportó que ya han arreglado sus diferencias.

La situación derivó de que Spalletti haya sacado a Lozano en los minutos finales del encuentro, cuando antes había ingresado de cambio.

El ‘Chucky’ evidentemente enojado, gesticuló con aparentes insultos hacia su entrenador y decidió irse directo al vestidor sin acercarse a la banca.

En la conferencia de prensa posterior al partido, Spalletti dijo entender la frustración del mexicano, pero minimizó el suceso asegurando que celebró la victoria con sus compañeros.

Ya en el Centro Deportivo de Castel Volturno, sede de entrenamiento del Napoli, con la cabeza fría, técnico y jugador conversaron de acuerdo al medio italiano; donde Spalletti le hizo entender el por qué del movimiento y lo que puede ocasionar al equipo actitudes como la que tomó Lozano. El ‘Chucky’ lo entendió y se disculpó.

Ya viendo hacia el futuro, Spalletti le habría asegurado que con un una buena semana de entrenamiento, el mexicano sería titular este jueves ante Legia Varsovia en duelo de la Europa League.