Heung-Min Son recibió la autorización por parte del Tottenham para regresar a su país y poder cumplir sus labores de servicio militar. El delantero surcoreano se unirá en abril a un campamento de la armada para llevar a cabo sus obligaciones en la isla de Jeju.

TE PUEDE INTERESAR: Cannavaro: "Mis jugadores tenían miedo de acercarse" tras crisis de coronavirus

Son había sido eximido del servicio militar obligatorio, que habría puesto en peligro su carrera futbolística, por haber conseguido la medalla de oro conquistada en los Juegos Asiáticos de 2018.

El título le permitió cumplir mediante sólo tres semanas de entrenamiento base y cerca de 500 horas de trabajos para la comunidad.

El surcoreano, lesionado desde mediados de febrero, no regresaría a las canchas debido a una fractura en el brazo en un partido contra el Aston Villa.