Tras ganar el Balón de Oro a la 'Mejor Atajada', Nahuel Guzmán platicó con Central FOX sobre las sensaciones que hay para un jugador de ser portero, una posición que pocas veces es tan valorada como la de un delantero.

El guardameta de Tigres, que fue galardado al pararle un casi gol a su hoy compañero, Ismael Sosa, cuenta que si bien es cierto que pocas veces se voltea a ver al jugador que siempre está bajo los tres palos, él prefiere solo divertirse con su posición y no ver si llama o no la atención.

De paso agradeció a su familia por el apoyo mostrado no solo en cada partido de la Liga MX, sino también en las convocatorias que ha tenido con la Selección de Argentina.