El entrenador del Bayern München, Hansi Flick, se reunirá con el diputado y epidemiólogo Karl Lauterbach, uno de los principales críticos con los privilegios de los que disfruta el futbol profesional en medio de la pandemia.

Lauterbach aceptó la oferta de Flick de tener un encuentro fuera de las cámaras para intercambiar posiciones, después de que ambos mantuviesen una confrontación dialéctica a través de los medios de comunicación.

Flick había dicho, en referencia a Lauterbach, que no soportaba más opiniones de "presuntos expertos" después de que el diputado criticase el viaje del Bayern al Mundial de Clubes ni, en general, los viajes de los clubes de futbol fuera de Alemania en medio de la pandemia.

La posición de Lauterbach es compartida por muchos en Alemania y se refleja en algunos comentarios de prensa referentes al traslado de los partidos del Leipzig contra el Liverpool y del Borussia Mönchengladbach contra el Manchester City a Budapest, una zona considerada de alto riesgo.

El traslado fue necesario debido a que los equipos ingleses no pueden entrar en Alemania, por precaución ante una zona donde están ampliamente extendidas las mutaciones del coronavirus, y es posible gracias a la disposición húngara, que establece excepciones para deportistas profesionales.

El traslado a Budapest, según los críticos, es una forma de eludir las disposiciones alemanas.

Tras su rechazo a las críticas de Lauterbach, Flick dijo que no hubiera esperado que sus declaraciones generaran tanto eco y se mostró dispuesto a hablar con el diputado, aunque dijo expresamente que no en una tertulia de televisión.

La reacción de Flick aumentó las criticas a los privilegios del futbol y ha sido vista como un síntoma de que este deporte sigue viviendo en un mundo aparte.

A eso se agregó el regreso de Thomas Müller a Alemania, en un avión privado tras un positivo de coronavirus en Catar, mientras que cualquier otro ciudadano habría tenido que permanecer dos semanas en cuarentena en el país en donde estaba. 

Ver más | ANDRE MARÍN EN LUP: "EL AMÉRICA SE HA VUELTO UN EQUIPO DE MEDIO PELO"