Los vehículos de Mercedes, con el liderazgo del británico Lewis Hamilton en las dos sesiones de entrenamientos libres, dominaron en el primer día del Gran Premio de Europa en el circuito urbano de Bakú (Azerbaiyán), con buen papel de equipos con motor del fabricante alemán como Force India o Williams.

Hamilton, que llega a Bakú en línea ascendente para asaltar el liderato de su compañero y líder del Mundial de Fórmula Uno, el alemán Nico Rosberg, lideró ambas sesiones de forma sólida en un circuito en el que las dos escuderías que aspiran a rivalizar con las flechas plateadas -Ferrari y Red Bull- estuvieron desaparecidas.

Por su parte, Sergio Pérez terminó las primeras dos series de prácticas con un gran tiempo igual, alcanzando el tercer lugar.