El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) fue el dominador de la jornada de entrenamientos del Gran Premio de Gran Bretaña en el circuito de Silverstone, liderando las dos sesiones libres, mientras que su compañero Nico Rosberg tuvo problemas mecánicos y el español Fernando Alonso (McLaren-Honda) mostró cierta mejoría con el nuevo motor.

Hamilton lideró las dos sesiones con un tiempo prácticamente idéntico (1:31.654 en la primera sesión, seis milésimas más lento en la segunda) en una mañana en la que le acompañó la fiabilidad que abandonó a su compañero Rosberg, líder del Mundial, en la segunda sesión, donde un supuesto escape de agua que parecida solucionado terminó por no dejarle siquiera salir de los talleres.