Erling Haaland ha sido el gran protagonista del pase a cuartos de final de la UEFA Champions League del Borussia Dortmund, que empató a dos goles con el Sevilla en la vuelta de octavos, y que en el noruego no solo tuvo a su goleador, sino al causante de una pequeña gresca, luego de que le festejara su segundo tanto directamente al arquero hispalense.

“Fallé y Bono se burló. Entonces lo volví a tirar, lo marqué y ya no se burló. Cuando me gritó en la cara en el primer penalti, pensé: ‘más me vale marcar otro gol’. Y eso fue lo que pasó, así que genial”, señaló el nombrado MVP del partido a Sky Sport.

Sobre ese polémico penalti, Haaland aseguró que la ubicación del cancerbero marroquí no era la correcta y que esa fue la razón por la que erró el primer intento.

 “Si hubiese estado sobre la línea (Bono), hubiera marcado a la primera. En el segundo, estaba posicionado correctamente y marqué”, señaló el ariete del Borussia Dortmund, que no perdió la oportunidad de mandarle un mensaje al portero del Sevilla por haberse burlado de él en el primer cobro de pena máxima: “El karma es así“.

VER MÁS: CON OTRO DOBLETE Y BURLA: HAALAND COMANDÓ AL BORUSSIA DORTMUND ANTE SEVILLA