Un partido de claroscuros fue el que vivió Guillermo Ochoa este sábado, cuando el Standard de Lieja consiguió su tercer victoria del campeonato.

Las cosas comenzaron con un panorama alentador para Les Rouches, que al minuto 7 ya ganaban gracias al tanto de Collins Fai.

Sin embargo, un grosero error de Guillermo Ochoa, al 17', dio el empate parcial al Saint-Truiden. 'Memo' recibió con el pie un pase de uno de sus compañeros, pero ante la presión rival despejó de mala forma, dejando el balón a merced de Roman Bezus, que con gran técnica disparó de primera intención, ante la puerta vacía.

Las cosas se complicarían aún más para los locales, y a pesar de que Ochoa lavaría su error evitando el segundo de los Canarios, el cual terminaría por llegar al 69', por la vía de Yohan Boli.

Pero los dirigidos por Michel Preud'homme no se darían por vencidos y en los últimos minutos lograrían una remontada de alarido.

Primero, llegaría el gol de Christian Luyindama, que al 80' lograba el tanto de la igualda. Y ya en tiempo de compensación, Renaud Emond definiría de buena forma ante la presencuia de Steppe, para sellar la voltereta.

Con este resultado, el equipo de Guillermo Ochoa se coloca en el segundo peldaño de la clasificación general, con 11 puntos, product de tres victorias y dos empates. Mientras el líder Anderletch suma 12 unidades, aunque tienen un partido menos.