El último partido en el que Josep Guardiola dirigió al Barcelona fue la final de la Copa del Rey de 2012 ante el Athletic Club de Bilbao, duelo que recordó de manera peculiar en charla con TV3.

“Me acuerdo que cuando salimos al césped vi la tensión en las caras de los jugadores del Athletic. Los del Barça, en cambio, parecía que jugasen un partido amistoso. Estaban habituados. Sabían que ganarían”, compartió para el canal catalán.

Además, ‘Pep’ rechazó las versiones de un supuesto pacto de no agresión entre los jugadores de ambos clubes, luego del 3-0 en el marcador en favor del Barcelona al medio tiempo.

“Te diría con total certeza que no fue así. Los equipos de Marcelo Bielsa están educados en la resiliencia y no se rinden nunca. Y esos jugadores del Barça, si podían hacer cinco goles los hacían; y si podían hacer ocho, hacían ocho. Eran muy buena gente, pero en el campo eran unos p&?#$ asesinos”, sentenció Guardiola.

VER MÁS: PEP GUARDIOLA: “UEFA Y FIFA MATAN A LOS JUGADORES”