Antoine Griezmann se ha manifestado este domingo como el gran héroe del Barcelona, que sacó un valiosísimo triunfo de 2-1 sobre el Villarreal en su visita al Estadio de la Cerámica.

Un partido que arrancó con asedio total de los Blaugranas sobre la portería de Asenjo, pero en el que el Submarino Amarillo sería el primero en poner número a la pizarra.

Fue Samuel Chukwueze quien al 26′ inauguró el electrónico tras quitarse de encima a Jordi Alba y Marc-André ter Stegen para definir a puerta abierta.

Sin embargo, la celebración no le duraría mucho al Villarreal, que dos minutos más tarde veía cómo Antoine Griezmann colocaba el empate tras pase de Mingueza, mismo que definió con sutil toque por encima de Asenjo.

El doblete de ‘Grizi’ se concretaría al 35′, gracias a un garrafal error en el cuadro bajo de los locales. Foyth cedió el balón hacia Asenjo, pero el delantero francés se avivó y robó el esférico para darle vuelta al marcador.

La debacle del Villarreal llegaría al 65′, cuando Manu Trigueros vio la tarjeta roja tras una dura sobre Lionel Messi, que debió ser atendido por las asistencias médicas.

Pese a la desventaja numérica, los de Unai Emery siguieron buscando el empate hasta el final, pero no lo consiguieron. Aunque cabe resaltar que también el Barcelona tuvieron en Frenkie de Jong e Ilaix Moriba un par de oportunidades importantes para incrementar la ventaja.

De esta forma, el Barcelona alcanza con 71 puntos al Real Madrid para mantenerse (por diferencia de goles) en la tercera posición de la tabla, pero con un partido pendiente.

El Atlético de Madrid, líder con 73 unidades, se enfrenta más tarde al Athletic Club de Bilbao, con el objetivo de mantener la distancia de cinco puntos sobre Merengues y Blaugranas.