El entrenador Gregg Berhalter ya tiene a la Selección de Estados Unidos en los cuartos de final de la Copa Oro por decimoquinta ocasión en la historia del torneo y esta vez el logro ha sido posible gracias a la aportación del joven talento que ha surgido en el futbol de su país.

“Todo lo que no sea conseguir la victoria frente a Jamaica será un paso atrás para nosotros como Selección. Entendemos que nuestro potencial nos obliga a buscar el triunfo como el único resultado válido”, declaró el estratega.

Berhalter destaca que el equipo hasta ahora ha hecho una gran labor en el juego defensivo, está invicto, la adaptación de los jóvenes se ha dado de una manera fluida y positiva dentro de una plantilla que es la más joven (promedio de 23 años y 84 días) que ha competido en la Copa Oro y la experiencia ha sido grandiosa.

Pero Berhalter es consciente que cuando se llega a los cuartos de final de cualquier torneo, todo lo hecho anteriormente se queda relegado al resultado del partido que será el que establezca el pase a semifinales o la eliminación.

“Todo lo vivido hasta ahora ha sido de gran utilidad para nuestro equipo, pero la mayoría de los jugadores que disputen el partido no han vivido la experiencia de la intensidad y concentración que se requiere cuando se decide la suerte de un torneo en los 90 minutos que disputas. Es mi responsabilidad preparar a los jóvenes para ese reto”, analizó.

Sin embargo, Berhalter reconoce que no es fácil para los jóvenes que han llegado al equipo tener la capacidad de liderazgo por lo que hay que tener paciencia y darles todo el apoyo de cara a que la intensidad de la competición internacional los haga cada vez mejor.

Teniendo en cuenta todo eso, no es sorprendente saber en qué lado de la discusión cae Berhalter sobre todo lo conseguido con el equipo de las Barras y las Estrellas sin sus figuras del fútbol europeo.

“Cuando piensas en la juventud que tenemos compitiendo contra los equipos más poderosos de la Concacaf y ves que vamos invictos, la única reflexión que se puede presentar es que estamos haciendo algo bien”, argumentó Berhalter.

El domingo, en el AT&T Stadium, de Arlington, Texas buscará llegar por decimoquinta vez a las semifinales de la Copa Oro, en las 16 ediciones que se llevaban disputadas desde que se cambió el formato en 1991 y el nombre a la antigua Campeonato Concacaf.

Ver más: CHRISTIAN HORNER Y LO QUE LE COSTÓ A RED BULL EL CHOQUE DE HAMILTON A VERSTAPPEN EN SILVERSTONE