Parece que Cruz Azul tocó fondo o al menos es lo que uno de los jugadores de La Máquina siente después de un largo periodo en las instalaciones de La Noria.

Christian Giménez aclaró que la eliminación no se dio solo en este partido porque ya venían con una mala racha, además de asegurar que daba la cara por el amor a la camiseta, a la afición y el presidente del club, con quien deberá charlar.

“Llevo seis años acá y fracaso tras fracaso, no puedo decir nada. Hoy estoy en manos de la directiva, es muy difícil pero cuando te das cuenta que las cosas no van bien, te das cuenta que no le respondes a la gente en los momentos justos”, lamentó.

Sobre su futuro, lo deja en manos de la Directiva, pero reconoció que durante su tiempo en Cruz Azul ha visto una afición fiel que está cansada de explicaciones.

“Es una vergüenza de parte nuestra lo que hicimos hoy y ni dar la cara para dar respuesta. Me voy muy dolido por eso. Después, no me voy a recriminar más nada porque siempre fui muy leal a mi profesión. Pero no hay explicación, la gente no quiere explicación, quiere hechos”.

“Ya llevo seis años acá, puro fracaso, soy muy responsable de todo eso”, reiteró.