Apenas una vuelta después de la bandera verde tras la largada con Safety Car, un accidente de Jolyon Palmer provocó un nuevo parate en la carrera.

El piloto de Renault quiso acelerar en la recta principal, pero con la gran humedad del piso, se pasó de vueltas y terminó perdiendo el control de su auto para terminar estrellándose contra el muro protector.