El LAFC de Carlos Vela gana por marcador parcial de 1-0 la final de la Liga de Campeones Concacaf Scotiabank con un gol en posible fuera de lugar de Diego Rossi.

El delantero uruguayo recibió un balón de Mark Anthony Kaye en una posición dudosa que hace dudar de la legitimidad del tanto.

Sin embargo, ni el árbitro central Mario Alberto Escobar ni el asistente Gerson López marcaron posición adelantada y el tanto se reflejó inmediatamente en la pizarra.

Ver más: "CHECO TRAE MUCHO CONOCIMIENTO SOBRE MERCEDES CON ÉL"