Finn Balor reapareció en NXT en un durísimo combate ante Elias Samson luego de perder el campeonato ante Samoa Joe.

Cuando Samson dominaba el combate y atacó con patadas y suplex, lo que enfureció a Finn Balor. El ex campeón atacó con machetazos en el esquinero sacó a Samson del ring y se lanzó con patadas por en medio de las cuerdas.

Para finalizar el combate, Balor realizó un missile dropkick y remató con un 1916 para sellar su triunfo.

Al término del combate, el ex campeón tomó el micrófono y dijo que desea la revancha y está obsesionado con ser campeón de NXT.