El jugador del Manchester City Kevin De Bruyne se tuvo que retirar de la final de la UEFA Champions League con un ojo morado y entre lágrimas tras un choque con el defensa del Chelsea Antonio Rudiger.

El jugador belga se fue antes del minuto 60, sustituido por Gabriel Jesús, con su equipo 0-1 abajo en el marcador.

Ver más: CAIXINHA EN LUP: “NI MALDICIÓN DE LÍDER NI MALDICIÓN DE CRUZ AZUL”