La Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) informó que el Comité de Apelación de la FIFA suspendió temporalmente la ejecución de su decisión de castigar a Panamá con un partido sin público y una multa de más de 50.000 por cánticos homofóbicos, hasta que se decida la misma.

“Esto significa que el partido frente a El Salvador del 16 de noviembre en el Estadio Rommel Fernández Gutiérrez podrá ser con público”, indica el comunicado de Fepafut, luego de que la FIFA aceptará la apelación.

En octubre pasado, la Comisión Disciplinaria de la FIFA multó a Panamá con más de 50.000 dólares y un juego sin público por supuestos cantos homofóbicos en los partidos frente a Costa Rica y México en la fecha de septiembre del octagonal de la Concacaf.

Una fuente cercana a la Fepafut señaló a EFE que la decisión de FIFA es momentánea y esto no quita que próximamente, cuando se revise la apelación y se tomé una decisión final, se haga efecto la sanción y se juegue sin público el próximo partido en casa, que debe ser ante Jamaica.

El comunicado la Fepafut recalca “su firme compromiso con el Fair Play y la lucha contra toda forma de discriminación o intolerancia y se insta a los aficionados a apoyar a nuestra selección nacional manteniendo siempre estos principios”.

“En las próximas horas se habilitará la venta de boletos a través de la página web de la FEPAFUT (fepafut.com)”, amplía la nota.

Panamá también fue sancionada, en octubre pasado, con 21.000 dólares por el comportamiento inapropiado de un grupo de aficionados (invasión de cancha) durante el último partido disputado en casa ante Estados Unidos el pasado 10 de octubre por las eliminatorias rumbo al Mundial de Catar 2022.

EFE