Victor Montagliani, Presidente de la CONCACAF, aseguró que pretenden darle prioridad a terminar las ligas, por lo tanto aplazarían los partidos de las selecciones nacionales hasta 2021. 

"En lo personal, creo que podría ser un tanto desafiante, no tanto por los problemas de salud en todo el mundo y los distintos grados de preparación, sino también a comprometerse a realizar viajes internacionales tan pronto como volvamos", señaló en una entrevista a 'The Associated Press'. 

"Creo que el futbol local es una prioridad. Septiembre sigue programado, pero me atrevería a decir que no estoy seguro de que se mantenga firme con la dirección que lleva la situación en este momento", aseguró el canadiense. 

"Si recibimos luz verde para jugar al futbol dudo mucho que el primer juego sea con aficionados, no lo veo. Creo que eso sería un enorme riesgo. Estoy seguro de que sería algo gradual, al igual que sucederá con el resto de la sociedad en términos de volver a la normalidad", sobre la posibilidad de jugar con aficionados una vez que se reanuden las ligas.