La federación estadounidense de natación (USA Swimming) ha pedido a su
comité olímpico y paralímpico (USOPC) que exija el aplazamiento por un
año de los Juegos de Tokio 2020 por la falta de entrenamiento de sus
deportistas a causa de la pandemia de coronavirus.

En una carta
dirigida a Sarah Hirshland, presidenta del USOPC, Tim Hinchey III,
máximo responsable de la natación estadounidense, escribe: "Como líder
de nuestros 400.000 miembros y muchos de los principales campeones
olímpicos del mundo, me siento obligado a hablar sobre los Juegos
Olímpicos pendientes en Tokio en julio de 2020".

"Nuestra
principal prioridad en USA Swimming ha sido, y seguirá siendo, la salud y
la seguridad de nuestros deportistas, entrenadores, personal,
voluntarios y otros miembros", agrega.

"A medida que esta
pandemia mundial ha ido creciendo, hemos visto cómo el mundo de nuestros
deportistas se ha puesto patas arriba y cómo se esfuerzan por encontrar
formas de seguir preparándose y entrenándose, muchos de ellos para la
mayor oportunidad competitiva de sus vidas", señala.

"Nuestros
nadadores de clase mundial siempre están dispuestos a competir con
cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar. Sin embargo,
seguir adelante en medio de la crisis sanitaria mundial este verano no
es la respuesta", explica Hinchey.

"Lo correcto y responsable", a
su juicio, "es dar prioridad a la salud y la seguridad de todos y
reconocer adecuadamente el costo que esta pandemia mundial está cobrando
en los preparativos deportivos. Ha trascendido las fronteras y ha
causado estragos en poblaciones enteras, incluidas las de nuestros
respetados competidores".

"Todo el mundo ha experimentado
perturbaciones inimaginables, apenas unos meses antes de los Juegos
Olímpicos, lo que pone en tela de juicio la autenticidad de un campo de
juego igual para todos", agrega.

Hinchey cree que los nadadores
estadounidenses "están bajo una tremenda presión, estrés y ansiedad, y
su salud mental y bienestar deberían estar entre las más altas
prioridades".

"Es con la carga de estas serias preocupaciones que
solicitamos respetuosamente que el Comité Olímpico y Paralímpico de los
Estados Unidos abogue por el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de
Tokio 2020 por un año", afirma Hinchey.

"No hay respuestas
perfectas, y esto no será fácil; sin embargo, es una solución que
proporciona un camino concreto hacia adelante y permite a todos los
deportistas prepararse para unos Juegos Olímpicos seguros y exitosos en
2021. Instamos a la USOPC, como líder dentro del Movimiento Olímpico, a
que use su voz y hable en nombre de los deportistas", sentencia. 

ACÁ LA CARTA ÍNTEGRA: