Duerante el partido correspondiente a la jornada 45 de la Football League Championship de Inglaterra, el argentino Marcelo Bielsa ordenó a sus futbolistas dejarse anotar, luego de que Leeds United abirera el marcador con un jugador del Aston Villa sobre el césped.

Estaba por llegar el minuto 72 del partido, cuando un futbolista de los Villanos cayó al césped en la zona central del campo, la jugada continuó y cuando parecía que los locales tirarían el balón fuera del campo para que entraran las asistencuias médicas, Mateusz Klich aprovechó el desconcierto para enfilarse hacia la portería y marcar el primer tanto del encuentro, desatando la ira de los visitantes.

VER MÁS: BIELSA FUE MULTADO POR EL CASO DE ESPIONAJE

Tras esta desafortunada acción, Marcelo Bielsa dio la orden a sus jugadores de permitir que Aston Villa marcara sin oponer resistencia una vez que se reanudara el juego, cuestión que así ocurrió, regesando la paridad al marcador por la vía de Albert Adomah.

El electrónico no se volvió a mover y ambos equipos repartieron puntos, dejando al Leeds United en la tercera posición y a los Villanos en la quinta, ambas escuadras en zona de playoff para ascender a la Premier League,.