Los organizadores de Tokio 2020 anunciaron hoy la expulsión de dos judocas georgianos y medallistas de plata en esta competición olímpica.

Todo debido a saltarse la normativa que impide salir de la Villa donde se alojan los atletas para hacer turismo.

Los anfitriones decidieron retirarles la acreditación necesaria para acceder a la Villa y a las competiciones después de comprobar que los deportistas habían incumplido las reglas anti-covid.

“Nadie puede abandonar la Villa para hacer turismo”, aseguró Masanori Takaya.

Se trata de los judocas Lasha Shavdatuashvili y Vazha Margvelashvili, que obtuvieron las medallas de plata en las categorías de 73 y 66 kilos, respectivamente.

En días anteriores de competición y aún se hospedaban en la Villa Olímpica de Tokio, según detalló posteriormente el comité olímpico de Georgia a la agencia local Kyodo.

Ambos deportistas salieron de la Villa en la noche del pasado martes, después de haber terminado sus competiciones el día anterior, y se desplazaron hasta otras zonas de la capital nipona.