El Everton de Carlo Ancelotti no tira la toalla en la lucha por las
posiciones europeas y ahondó en la crisis del Leicester City, al que
derrotó por 2-1.

El equipo dirigido por Ancelotti se
colocó muy rápido con una ventaja de 2-0 y aunque el Leicester intentó
remar, no fue capaz de sacar nada positivo de la orilla azul del Mersey.

A
los diez minutos de partido, Richarlison adelantó al Everton con un
gran remate de primeras dentro del área. Cinco minutos más tarde, el VAR
señaló un penalti que el árbitro no había visto por mano de Ndidi en
una falta.

Gylfi Sigurdsson lo convirtió desde los once
metros y dio una ventaja de dos goles que el Leicester ya no pudo
remontar.

Jamie Vardy apenas tuvo ocasiones y el tanto de los 'Foxes' lo
logró con mucha fortuna Kelechi Iheanacho, ya que un rebote de la
defensa le tocó en el pecho y se fue para dentro.

El
Leicester mantiene la tercera posición con 55 puntos, a expensas del
Chelsea, que visita al West Ham, y que está a un punto del equipo de
Brendan Rodgers.

El Everton, por su parte, está undécimo, con 44 unidades, a ocho del Manchester United que marca las posiciones de la UEFA Europa League.