El gol es la máxima alegría del futbol y así lo dejaron claro los aficionados del Atlético de Madrid con el empate al 79 en la Final de la UEFA Champions League contra el Real Madrid.

Yannick Carrasco empujó una pelota que mandó al área Juanfran para poner el 1-1 en el marcador.

Le emoción de la afición se desbordó al saber que podían soñar de nuevo con el título.