Mason Mount, una de las jóvenes promesas del Chelsea, fue fotografiado
saltándose la cuarentena y jugando un partido de fútbol en el centro de
Londres, pese a que su compañero Callum Hudson-Odoi dio positivo en
coronavirus.

Al inglés, que participó en la pachanga junto a
Declan Rice, del West Ham United, le ha recordado el Chelsea sus
responsabilidades, según ha publicado la prensa inglesa.

Después
del positivo de Hudson-Odoi, ningún otro jugador ha dado positivo, pero
los jugadores tenían que pasar un periodo de cuarentena que Mount se
saltó.

No es el caso de Rice, quien al no haber estado con
ninguna persona que hubiese contraído el coronavirus tenía libertad para
no estar en cuarentena.