El impacto del coronavirus en el futbol europeo continúa, y aunque ya se han establecido fechas de regreso para varias competiciones de primer nivel, la UEFA Champions League vive en incertidumbre.

El 17 de junio, altos directivos de la UEFA se juntarán para decidir cuándo se volverán a jugar los partidos, de acuerdo a The Independent.

Uno de los mayores puntos a tocarse es la posibilidad de cambiar la final de la máxima competición europea de sede.

Actualmente, se jugaría en Estambul pero hay rumores que la ciudad turca no podría regresar la inversión a la UEFA si aficionados no pueden viajar al partido.

Dichas discusiones han llevado a la propuesta de Lisboa, o diferentes ciudades en Alemania, como posibles sedes alternativas.

Eso sí, los clubes no habrían sido avisados sobre fechas específicas o sedes confirmadas, según el diario inglés.

Según el rotativo, la competición sería jugada después de la culminación de las respectivas ligas, una fecha que apunta a ser en agosto.

Ángel Torres, presidente del Getafe, declaró a COPE esta semana que una posibilidad para regresar a la acción sería jugar eliminatorias a un partido en sedes neutrales.