Y otra vez Estados Unidos vuelve hacerlo. Cuando la selección y principalmente su técnico estaban hasta el cuello de presión, llegó una victoria tan buena para devolver todo a la normalidad.

Goleada (4-0) del equipo norteamericano ante Costa Rica.

Una derrota aquí hubiera significado un paso casi irreversible a la eliminación de Copa América, pero ¡Cuál derrota! El conjunto de Jurgen Klinsmann aplastó 3-0 a al conjunto centroamericano en un primer tiempo esperanzador, digno de aquel equipo que dominaba la zona antes del Mundial de Brasil 2016. Con este triunfo el país sede reacomoda el rumbo de su destino.

Incluso tiene diferencia de goles positiva pese a haber perdido con una claridad y una quietud pasmosa en el partido inaugural del torneo contra Colombia (2-0).

Ahora el gran problema es para Costa Rica, que en dos partidos no ha marcado un solo gol y suma tan solo un punto, un panorama desolador para la escuadra ‘Pura Vida’, que deberá enfrentar al favorito Colombia en la última sesión de la fase de grupos.

Suerte con eso, aunque es probable que Costa Rica llegue ya eliminado para ese compromiso.

Y es que tras esta caída incontestable contra Estados Unidos, que dio una de las peores actuaciones en el primer juego de la fase de grupos, deja la confianza hecha añicos para esta selección, que tras la salida de Jorge Luis Pinto simplemente no anda y así lo demostró en la pasada Copa Oro, donde calificó milagrosamente a cuartos de final.

El equipo de Barras y Estrellas se dio un festín y reconstruyó su confianza, pues prácticamente todo les salió bien ante la escuadra que dirige Oscar Ramírez.

Los goles:

  • 1-0: Clint Dempsey de penal (9’).
  • 2-0: Jermain Jones. Tiro con chanfle al segundo poste (37’).
  • 3-0: Bobby Wood con disparo potente a primer poste (42’).
  • 4-0: Graham Zusi. Tiro raso al poste más lejano (88’).

Paliza inesperada contra Costa Rica, que hasta 2014 parecía la nueva potencia del área que llegaría para quedarse. Redención total para Jurgen Klinsmann, que podría amanecer como segundo lugar del sector, con todo por definir ante la selección de Paraguay en el último partido.

El anfitrión está vivo y todavía no es tarde para enseñar los colmillos en Copa América.