El 2-1 del Cádiz al Barcelona, con goles de Álvaro Carrera y Álvaro Negredo, no es la primera vez que el conjunto gaditano derrota a un gigante en la actual temporada del certamen ibérico.

Los recién ascendidos a Primera División ya habían vencido al Real Madrid en el Estadio Alfredo Di Stéfano, pero el revés a los Blaugranas tiene mayores implicaciones.

Ronald Koeman se manifestó incrédulo en relación a la derrota de sus pupilos en el Estadio Ramón de Carranza, que deja al Barcelona a 12 puntos del primer lugar de LaLiga.

“Es dificilísimo de explicar los goles que estamos recibiendo. Puede ser porque nos falte concentración. En el partido nos faltó también agresividad sin el balón. No es fácil de explicar cómo hemos encajado el segundo gol”, apuntó Koeman terminando el partido.

El segundo gol al que se refiere el neerlandés surgió tras un saque de banda a favor. Jordi Alba retrasó el balón hacia Clément Lenglet, quien dejó pasar la bola asumiendo que Marc-André ter Stegen interceptaría.

El que terminó insertándose fue Negredo, que venció al arquero alemán sin problema. Según Koeman, el continuar peleando la liga española es “un paso gigante”.

VER MÁS: ¡EL CÁDIZ MATA GIGANTES! BARCELONA PIERDE DE VISITA Y SIGUE EN PICADA EN LALIGA

“Hay que verlo así después de un partido en el que el resultado final es decepcionante. Una distancia como 12 puntos es muchísima, pero tenemos que seguir. Pero si no mejoramos la actitud y los altibajos, creo que no se puede decir nada más”, agregó.

Además, el técnico ‘Blaugrana’ se negó a culpar a sus dirigidos por la sorpresiva derrota, apelando a la autocrítica.

“Los partidos los ganamos y los perdemos juntos. No se puede criticar y hay que asumir. Todos los del Barça, en la noche de hoy, no lo hicimos bien para ganar el partido. Hay que reconocerlo y hay que aceptarlo”, sentenció.